DEAVION en el Paris Air Show. Part 4. Zero G.

Una aeronave de gravedad reducida es un tipo de aeronave que provee ambientes breves de poca gravedad para el entrenamiento de astronautas, investigaciones y la grabación de películas.

Las versiones de este tipo de naves, también conocidas como Maravillas Ingrávidas, han sido operadas por el Programa de Investigación de Gravedad Reducida de la NASA. 
La aeronave da una sensación de ingravidez a sus ocupantes al seguir un camino de vuelo (aproximadamente parabólico) elíptico relativo al centro de la Tierra.[4] Al seguir este camino, la aeronave y su carga se encuentran en caída libre en algunos momentos. La aeronave es usada de esta manera para mostrar a los astronautas qué se siente orbitar la Tierra. Durante este tiempo la nave no ejerce ninguna fuerza de reacción terrestre, causando la sensación de ingravidez.

Inicialmente, la aeronave asciende con un ángulo de 45 grados usando un impulso de motor y controles de elevación. La sensación de ingravidez se logra al reducir el impulso y bajando la punta de la aeronave para mantenerla neutral, o a 0 grados. La ingravidez comienza al ascender y dura todo el recorrido hasta que la aeronave llega a un ángulo de -30 grados. En este punto, la nave se encuentra con la punta hacia abajo a una alta velocidad, y debe comenzar a elevarse nuevamente para repetir la maniobra. La fuerza de gravedad es entonces el doble en este punto, y dura hasta que la aeronave se encuentra a mitad de su trayectoria nuevamente hacia arriba y el piloto reduce el impulso y baja la punta de la nave.[5]

Esta aeronave es usada para entrenar astronautas en maniobras en gravedad cero, dándoles alrededor de 25 segundos de ingravidez con cada ciclo de vuelo. Durante este entrenamiento la nave vuela típicamente entre 40 y 60 ciclos parabólicos. Aproximadamente en cada dos de tres pasajeros se presentan náuseas debido al mareo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *