Un recorrido por un Hércules de la Fuerza Aérea Argentina

Ayer publicaba el Post con todas las fotos que pude tomarle al TANGO 01, el Boeing 757 que fuera el avión presidencial hasta el mes de Diciembre de 2015.

Esta aeronave fue una de las tantas cosas interesantes que pude ver a lo largo de lo que fue una jornada inolvidable en las instalaciones de la I Brigada Aérea en El Palomar.

Ese momento me sirvió también para recolectar muchísimo material para compartir por acá y además para aprender varias cosas que desconocía por completo.

Junto a los otros integrantes del equipo de DeAvion habíamos quedado en encontrarnos en el sector donde estaba los aviones Hércules que más tarde iban a estar participando del desfile aéreo.

Luego de ingresar a la Base Aérea y hacer el recorrido por el Tango 01 (link al Post), continúe caminando por las instalaciones del lugar…

Los tres A4-AR ya estaban estacionados frente al hangar donde el Tango 04, un Boeing 737-500 de la Fuerza Aérea Argentina, era sometido a una inspección y cambio de motores.

Continúe caminando por el enorme estacionamiento de aviones de la Base Aérea, pase por al lado de un Fokker F-28 matricula TC-52, y llegué finalmente hasta el sector donde estaban los 3 Hércules que más tarde iban a salir a volar.

Mientras Guillermo, otro de los integrantes de DeAvion, se preparaba para transmitir en vivo para TN, aproveché a realizar un recorrido por uno de los Hércules, similar al que hice con el Tango 01.

2

La diferencia era que el Boeing 757 estaba cerrado pero el Hércules estaba con dos puertas abiertas 😉

Lo bueno de esta experiencia, más allá de todo lo que significó, fue que se podía estar a centímetros de los aviones y nadie te decía nada.

1

De hecho por momentos me autolimitaba a acercarme por vergüenza o por que no quería molestar a quienes estaban laburando o realizando sus rituales antes de salir a volar.

3

Me metí debajo del ala derecha.

4

Y llegué hasta la cola donde se podía ver la bandera Argentina.

5

Caminé un poco más para tener una vista completa desde atrás 😉

6

Como les contaba antes, esta era una de las puertas que estaba abierta.

7

Asomé la cabeza y pude ver al Hércules desde adentro.

8

Del otro lado, la puerta trasera izquierda.

9

La parte de atrás, con la rampa que se abre para cargar al avión.

10

Luego de “asomarme” me metí bien abajo y pude ver el tren de aterrizaje bien diferente a los de los aviones comerciales.

11

El recorrido continuó por el sector izquierdo del avión.

13

Uno de los cuatro motores del avión de la Fuerza Aérea Argentina.

12

Este Hércules es un Lockheed C-130 matrícula TC-69 de 38 años de edad que fuera modernizado hace poco tiempo en Estados Unidos.

14

Con el permiso correspondiente, ingresé a conocerlo 🙂

A la derecha, la vista al cuerpo principal. Atrás se ve la puerta donde me había asomado.

15

Levantando la cabeza se puede ver el cockpit y para ingresar hay que subir una escalerita de 3 escalones.

16

Los escalones son cortitos y hay que ayudarse con una manija colocada especialmente para esto. Si bien no es muy dificultoso, es bastante empinada.

Una vez que subí, la primera vista de la cabina 🙂

17

Otro ángulo, un poco más cerca.

18

Con mucho cuidado me di vuelta, ya que no hay mucho espacio, y pude ver todo lo que el instrumental para las comunicaciones.

19

Arriba de estos equipos, una cucheta y abajo un asiento.

20

Pata terminar, una vista general del cockpit.

21

Un poco más en detalle 😉

22

Como les contaba al inicio, el Sábado pasado fue un día super intenso y una jornada inolvidable.

Sin dudas que haber estado adentro y haber conocido detalles de este Hércules, fue uno de los motivos.

Queda para más adelante el recorrido sobre el Boeing 707 TC-71, el ex avión presidencial, que también lo pudimos recorrer por dentro.

Ese avión tiene una historia increíble y hay un grupo de personas muy preocupado por cuidar a esta histórica aeronave, para que no la conviertan en chatarra…

Post relacionados:

Hasta la próxima !!

Me gusta:

Let’s block ads! (Why?)

Source: DE AVION/DDP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *